Correduría de Seguros en A Coruña
981 13 70 10

La importancia de la asistencia sanitaria en los tiempos que corren

Sector sanitario privado

Más allá de los impactos que ha tenido la COVID-19 en el sector asegurador y la difícil recuperación económica, queremos valorar el papel tan imprescindible del sistema sanitario.

El sector sanitario privado ha demostrado su alta implicación, mediante la provisión de recursos, la colaboración en una crisis sanitaria sin precedentes y la rápida adaptación al nuevo entorno, mejorando la accesibilidad y el cuidado de los pacientes a través de su extensa red de centros y profesionales, y la calidad de la atención sanitaria.

En un momento en el que la sanidad pública estaba colapsada y en el que la atención médica se focalizaba en que no se propagase el virus, los Seguros de Salud tuvieron un crecimiento de un 4,9%, según los datos de la patronal Unespa.

Contar con un seguro sanitario privado en esos momentos permitía realizar consultas, intervenciones quirúrgicas, y consultas urgentes que de otra forma pasarían a un segundo plano y no serían atendidas con la rapidez que se precisaba, además de que el 70% de las consultas no requerían presencialidad, por lo que se aligeraba la asistencia.

El último informe de la Fundación IDIS (Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad Privada), presentado este miércoles 28 de abril, reclama la posición de la sanidad privada como un apoyo y no como una amenaza para la salud pública.

La sanidad privada, apodada por unos pocos, como “la muleta de la sanidad pública”, ha tenido un papel fundamental este año, que sin ir más lejos, no sólo no ha perjudicado al sistema sanitario, sino que ha contribuido al ahorro del sistema público, cubriendo todos aquellos casos que la sanidad pública no pudo atender por colapsos en los hospitales; llevando a cabo una actividad asistencial que contribuye a disminuir las listas de espera del sistema público.

La Asociación Empresarial del Seguro subraya también que quienes contratan una póliza y usan la asistencia privada alivian la carga de trabajo que tienen los centros públicos llegando a ahorrar entre 506 y 1.368€ por paciente y año.

Abrir chat